Las mejores webcams

¿Cómo elegir una cámara web?

Analógicamente a la compra de cualquier equipo electrónico, a la hora de elegir la mejor webcam de alta definición siempre hay que tener el compromiso adecuado entre rendimiento y precio. Y aunque las cámaras web actuales son generalmente compatibles con los sistemas operativos de PC y Mac, debe prestar atención a las especificaciones técnicas indicadas en el paquete.

A título indicativo, se pueden identificar tres rangos de precios: menos de 30 euros, entre 30 y 60 euros, más de 60 euros. Entre los factores a tener en cuenta está en primer lugar la resolución del aparato, que determina su calidad de vídeo: cuanto más alta sea, mejor será la transmisión. El equipo de alta definición ofrece generalmente un valor de 1080p (1920×1080 píxeles), para obtener imágenes detalladas y perfectas.

Dependiendo de las condiciones ambientales de la conexión, es necesario evaluar el comportamiento de la webcam en caso de poca luz o ausencia total de brillo. También es importante considerar la practicidad del sistema de acoplamiento del dispositivo.

Cada vez más usuarios consideran importante la presencia de un software que permita editar tomas en directo: se puede añadir texto, un efecto particular o un fotograma en tiempo real, o intervenir en la gama de colores de las imágenes.

¿Qué más es importante a la hora de elegir una cámara web?

Además de la resolución, hay otros factores que afectan a la calidad de su material. Cabe mencionar la velocidad de fotogramas, una especificación que determina el número de fotogramas que la cámara es capaz de grabar en una unidad de tiempo determinada (normalmente un segundo): cuanto más alto sea este valor, más suaves serán las imágenes y la imagen.  Las cámaras comercializadas hoy en día están diseñadas con una velocidad de fotogramas de 30 fps (fotogramas por segundo).

La función de autoenfoque también puede ser útil, así que es mejor tenerlo y tal vez apagarlo, en lugar de no tenerlo en absoluto. Los recientes avances tecnológicos aplicados a las cámaras web han visto el desarrollo de la funcionalidad de autoenfoque continuo. Gracias a esto, el enfoque se adapta constantemente de forma automática para que el sujeto en el centro de la toma sea siempre claramente visible.

Sin embargo, antes de comprar, siempre es bueno saber que la calidad de las imágenes transmitidas por una cámara web no sólo depende de la velocidad del ancho de banda, sino sobre todo de la calidad de las cámaras que se utilizan. Y si quieres disfrutar de imágenes nítidas y perfectas, debes comprar un modelo HD en alta definición.

Deja un comentario

verifyserptrade